Portal Heraclio Fournier

La actuación, desde el punto de vista funcional, está dirigida a permitir el acceso al ascensor desde la cota de calle, suprimiendo así las barreras arquitectónicas. Esto se consigue eliminando los peldaños existentes entre la entrada al portal y el actual acceso al ascensor. La actuación incluye la sustitución del ascensor por uno nuevo, al que se accederá a cota cero.
En el interior se eliminará por completo el primer tramo de escaleras y la rampa existente. Además, los 6 primeros peldaños del segundo vestíbulo hasta el primer descansillo, así como la entreplanta de acceso al ascensor y la escalera de bajada al bajoescalera también se han eliminado. Se ejecutará una nueva escalera, desde el primer descansillo, que comunique el resto de la escalera de subida a planta primera con la nueva cota del portal.
En cuanto a los criterios formales, se busca dotar al portal de un aspecto más moderno. Se quiere conseguir mediante la utilización de plaquetas de gres porcelánico, focos empotrados en los falsos techos y puertas de madera con grandes vidrios; permitiendo así, el paso de la luz natural al interior del portal. Se colocará un vinilo en el vidrio de la puerta cancela simulando una carta de la empresa Heraclio Fournier que rememore la antigua fábrica que se ubica en la zona.

Se utilizarán plaquetas claras, de color blanco y gris en paredes, para favorecer la iluminación del portal. La fachada del portal se alicatará con gres porcelánico. Estos materiales (madera y vidrio) se repetirán para conformar las barandillas, pasamanos y otros elementos singulares del portal, unificando el conjunto y dotándole de una imagen más moderna y actual.